Johnny Go: «Aprender por refracción es una nueva interpretación de la pedagogía ignaciana para el siglo XXI»

24 Ene , 2021 | Entrevistas

Publicaciones » Entrevistas » Johnny Go: «Aprender por refracción es una nueva interpretación de la pedagogía ignaciana para el siglo XXI»

Una pedagogía con 422 años de historia actualizada al siglo XXI. En 1599, la Ratio Studiorum -Plan de Estudios- sentó las bases para que los primeros jesuitas dispusieran de las herramientas pedagógicas en la transmisión de su experiencia espiritual que transformó sus vidas, en mejores cristianos y mejores seres humanos. En este 2021, el jesuita Johnny Go publica el libro que da continuidad a esa vocación, aunque con la renovación, innovación, reinterpretación y reinvención precisa para el siglo XXI. Aprender por refracción- Una guía docente para la pedagogía ignaciana del siglo XXI es una herramienta y un recurso potente para todo el que esté interesado en la pedagogía ignaciana hoy en día.

  • Situemos a los profesores de los centros de pedagogía ignaciana en la clave de su propuesta.  Gracias al subtítulo – Una guía docente para la pedagogía ignaciana del siglo XXI – apuntamos al núcleo del título: Aprender por refracción. ¿No le miran con extrañeza cuando escuchan este término ‘refracción’? ¿Por qué se eligió esta denominación? ¿Cuál es su significado para este contexto?

Precisamente, este título está destinado a intrigar a la gente. Hay varias razones por las que decidimos utilizar esta etiqueta para este nuevo enfoque de la pedagogía ignaciana:

1- Queríamos un nombre que sugiriese algo nuevo porque «aprender por refracción» es un enfoque e interpretación novedoso. Buscábamos una etiqueta que pudiera causar curiosidad para que nuestros maestros no pongan los ojos en blanco y piensen: «¡Aquí vamos de nuevo!» El título fue elegido para comunicar una nueva interpretación de la pedagogía ignaciana, relevante para el siglo XXI.

2- En nuestra opinión, la refracción es una metáfora adecuada para el tipo de aprendizaje que queremos promover en la pedagogía ignaciana. El significado científico de refracción se refiere al fenómeno cuando la luz se dobla cuando pasa a través de un medio como el agua. Cuando un estudiante aprende algo, no queremos que simplemente refleje todo del maestro al 100%. Queremos que modifique el contenido, lo cambie y lo haga propio construyendo su propio significado. En resumen, esperamos que «refracte» el contenido.

  • Refracción ahora es extraño pero intuyo que llega para quedarse y establecerse en los entornos educativos ignacianos. Que los educadores se empapen como también se empapan por dentro de la espiritualidad ignaciana. ¿Qué aporta a un profesor, a un maestro de cualquier parte del mundo esta herramienta? ¿Qué le distingue de otras?  

Hay muchos documentos valiosos sobre la pedagogía ignaciana que pueden ayudar a los profesores a aprender cómo implementarla en su práctica. Sin embargo, lo que distingue al libro Learning by Refraction es que es un cuaderno de ejercicios,. Una herramienta práctica que los profesores pueden utilizar y consultar si quieren aprender sobre la pedagogía ignaciana y reflexionar sobre cómo la están utilizando. Además, si bien el libro se basa en investigaciones académicas, también se basa en la «sabiduría de la práctica» de los educadores ignacianos que hemos consultado, en base a su vasta experiencia, los conocimientos que han acumulado y las lecciones que han aprendido. Queríamos escribir un libro que fuera fácil de usar porque, como saben, los profesores son las personas más ocupadas y trabajadoras del mundo. 

  • De alguna manera, parece que se trata de la aplicación de criterios de innovación a la tradicional pedagogía ignaciana. ¿Su propuesta en qué innova y qué conserva de la tradición?

El libro es un intento de basar la innovación en la tradición: la tradición educativa jesuita. Según el espíritu de la pedagogía ignaciana, el aprendizaje y la enseñanza que llevamos a cabo en nuestras aulas deben, ante todo, estar enraizados en nuestra espiritualidad. El enfoque del Aprender por refracción utiliza los elementos de la pedagogía ignaciana: contexto, experiencia, reflexión, acción y evaluación. Pero nos basamos en las últimas investigaciones educativas y en la sabiduría de nuestros profesionales para profundizar en nuestra comprensión de estos elementos. Entonces, ¿cómo debería ser, por ejemplo, la experiencia del estudiante en un aula ignaciana? ¿Cómo promovemos eficazmente la reflexión entre nuestros alumnos sin simplemente hablar sobre ella? ¿Y cómo incorporamos la acción en nuestras clases para que nuestros estudiantes realmente apliquen lo que han aprendido en el mundo real?

Así que este libro continúa enfatizando el propósito superior del aprendizaje, de la educación jesuita: más allá del desarrollo académico, está la formación holística y personal de nuestros estudiantes para que puedan ser personas para otros y construir un mundo diferente. El aprendizaje por refracción tiene como objetivo fortalecer estas características innegociables de la educación jesuita innovando de las siguientes maneras: extrayendo de lo que entendemos hoy sobre el aprendizaje y la enseñanza efectivos y ofreciendo al maestro una caja de herramientas que pueda ayudarlo a implementar mejor la Pedagogía Ignaciana.

  • Su libro es tan práctico que guarda los espacios en blanco para que el docente repiense y se autoevalúe, empieza desde ya la refracción…. Para que pueda ponerse en práctica, ¿piden a los profesores que cambien su pedagogía? ¿Qué tiene que cambiar y ‘aprender’ el profesor para aplicarla?

No estamos prescribiendo ningún tipo de cambio a nuestros profesores. Más bien, simplemente les estamos dando la oportunidad de reflexionar sobre su práctica, de participar en la Evaluación, de usar el lenguaje de la Pedagogía Ignaciana. Creemos que los propios profesores son los que mejor juzgan qué tipo de cambio y mejora deben y pueden hacer en su práctica de la pedagogía ignaciana. Por lo tanto, puede pensar en el libro como un «supermercado de educación». Compre lo que necesite para en mejorar la pedagogía ignaciana en su aula. En resumen, si este libro ayuda a los profesores a convertirse en practicantes reflexivos, independientemente de lo que decidan hacer, hemos cumplido nuestra misión.

  • En este campo educativo deja clara la existencia de la conexión profesor-alumno-mundo. Por tanto el aula ya no es ese espacio tradicional profesor-alumno que requiere de nuevas herramientas educativas: ¿De qué manera, Aprender por refracción responde a ese mundo integrado de pleno en el aula a través internet?

El año pasado, debido a la pandemia, todos los profesores se vieron repentinamente incluidos en algún tipo de experiencia de enseñanza global. Muchos preguntaron si la pedagogía ignaciana seguiría siendo efectiva o incluso relevante cuando enseñamos en el entorno virtual. Sorprendentemente, la respuesta es SÍ. La Pedagogía Ignaciana no solo es aplicable en el aula digital, sino que se convierte en una guía muy importante para los profesores que están aprendiendo a diseñar sus clases online.

La atención al contexto de los estudiantes, el esfuerzo deliberado para diseñar su experiencia, la insistencia en darles tiempo y la guía para hacer una pausa y reflexionar, y finalmente el enfoque en anclar cada lección en la aplicación y, finalmente, la evaluación constante para mejorar la práctica. –todos son muy útiles para el profesor digital. Nos complace observar que el enfoque de aprendizaje por refracción fue bastante efectivo en el entorno virtual.

  • Mesa apunta que Aprender por refracción muestra cómo usamos el estilo pedagógico ignaciano para ayudar a los alumnos a convertirse en estudiantes transformados por experiencias significativas y motivadoras sobre las que se ha reflexionado y que, en consecuencia, están acompañadas de un crecimiento humano ¿De qué manera, su propuesta responde también al cambio que se está constatando en el alumnado siempre  conectado?

El trabajo de formación hoy es mucho más desafiante en comparación con años anteriores. Las redes sociales y la cultura tienen efectos negativos involuntarios, como el pensamiento superficial y acrítico y la necesidad desmedida de aprobación social, van en contra de los valores que queremos promover entre nuestros estudiantes. Pero el enfoque incesante en reflexionar sobre la experiencia y decidir / actuar a partir de la propia reflexión, que se basa, por supuesto, en el discernimiento ignaciano, es un hábito valioso que esperamos poder inculcar en nuestros estudiantes a través de nuestra práctica de la pedagogía ignaciana. De hecho, el propósito más importante de la educación jesuita es la transformación de nuestros estudiantes, pero este noble objetivo se puede lograr si y solo si cada maestro en cada clase en cada una de nuestras escuelas de manera consistente y efectiva promueve estos dos rasgos definitorios de la pedagogía ignaciana: reflexión y acción.

 

Publicaciones destacadas

Tecnología para profesores un poco piratas

Cuando la monotonía entra por la puerta del aula, el interés y la atención de tus alumnos sale por la ventana. Nada impacta en las mentes ni en los corazones. Y como la memorización compulsiva de contenidos que hay que aprender o porque entran en el examen tiene los...

Poner las cosas en orden ¡Por fin!

Para el cardenal Martini, "poner las cosas en orden" significa buscar la maraña de la madeja que el destino pone en nuestro presente. En la maraña de deberes que hay que afrontar. De pruebas que hay que superar. De esperanzas que hay que cultivar. Poner las cosas en...

En camino con Ignacio, las claves del Padre General para una conversión en el siglo XXI

El Año Ignaciano (20 de mayo 2021-31 de julio 2022) contiene un sentido que el Grupo de Comunicación Loyola recoge en el libro del padre General de la Compañía de Jesús  Arturo Sosa: En camino con Ignacio. Un documento excepcional para un tiempo excepcional. Largas...

¿Por qué Dios? ¿Y por qué no?

¿Qué es la religión? ¿Para qué existe? ¿Por qué nos atrae tanto? Si estas tres preguntas te inquietan -aunque sea un poco-, te animamos a conocer este libro del prestigioso sociólogo, Rodney Stark. En ¿Por qué Dios? este grandísimo investigador de talla internacional...

Ignatius 500, la relectura de la conversión de Ignacio en el siglo XXI

Ignatius 500 es una invitación universal a contemplar la vida de Ignacio de Loyola hace 500 años y descubrir todo lo que de amor, misericordia y esperanza nació a raíz de su conversión.  Nada volvió a ser igual cuando una herida de bala le destrozó la pierna derecha....

San José, el padre que habita en el silencio

Que la boca hable de aquello de lo que está lleno el corazón. Mateos 12,34 Una invitación universal expresada por el papa Francisco en su carta apostólica Patris Corde -Con corazón de padre-. Su dedicación este 2021 a san José ha propiciado que muchas voces y muchas...

Lecciones de vida desde la prisión

Lecciones de vida narradas en primera persona por presos del Soto del Real y sabias respuestas escritas por la misma mano del cardenal Osoro, arzobispo de Madrid. Así es el libro Mi maestro fue un preso, publicado por el sello Sal Terrae, del Grupo de Comunicación...

Pasión por leer para vivir la Cuaresma, Semana Santa y Pascua

Al comienzo de la Cuaresma, el pasado 17 de febrero, los mensajes de las redes sociales se abren a la esperanza ante un nuevo tiempo litúrgico. Mensajes cortos invitando a dar ese giro vital de conversión del que nazca la mejor versión de uno mismo:  No huyas de la...

Una biografía con alma: Vida de Ignacio de Loyola

Una biografía que custodia historia y alma de la Compañía de Jesús Vida de Ignacio de Loyola. Entre los primeros jesuitas, Juan Alfonso de Polanco (1517-1576) fue el encargado de escribir el relato de la naciente historia de la orden. Fechas, momentos, decisiones y...

Lecturas ignacianas para un profesor novel

Un profesor nuevo, recién llegado a un colegio jesuita, al poco tiempo ya empieza a leer documentos y a escuchar en reuniones, claustros, charlas y conferencias, un término a veces desconocido: el de  "Pedagogía Ignaciana". Y lo más probable es que se extrañe:...
Grupo de Comunicación Loyola

Grupo de Comunicación Loyola

El Grupo de Comunicación Loyola es un proyecto de comunicación de la Compañía de Jesús. A través de la unión de las editoriales Sal Terrae, Mensajero, Mezulari y de la oficina sidigital, intentamos afrontar los retos que la sociedad y la iglesia nos proponen hoy, con medios y lenguajes del siglo XXI. A través de nuestras publicaciones queremos ofrecer una mirada a nuestra sociedad que sea serena, crítica, humana, ética, y abierta a la fe y a la espiritualidad. Para contribuir a la promoción de la cultura, al diálogo plural y al desarrollo necesario en un mundo lleno de posibilidades, pero también complejo y herido.

Publicaciones recientes

Tender un puente, de James Martin, se convierte en documental producido por Scorsese

El libro Tender un puente, de James Martin, pasa a la gran pantalla en un documental producido por Martin Scorsese y dirigido por Evan Mascagni y Shannon Post. Se estrenará el próximo mes de junio en el Festival de Cine de Tribeca, que en su 20 aniversario lo ha...

San José, el padre que habita en el silencio

Que la boca hable de aquello de lo que está lleno el corazón. Mateos 12,34 Una invitación universal expresada por el papa Francisco en su carta apostólica Patris Corde -Con corazón de padre-. Su dedicación este 2021 a san José ha propiciado que muchas voces y muchas...

Peter Seewald: «Benedicto XVI ha llevado al papado a una nueva era»

El periodista alemán Peter Seewald lleva casi 30 años acompañando a Joseph Ratzinger profesionalmente. Nadie más idóneo que él para escribir un libro de dimensiones historiográficas como Benedicto XVI, una vida. Su trayectoria profesional está marcada por diversos...

Adiós a Carlos González Vallés, un hombre para la paz y la alegría

Paz y alegría. Con estas palabras firmaba el jesuita Carlos González Vallés en su blog y a él se las dedicamos hoy, el día de su fallecimiento con 95 años de edad. Esta expresión le retrata porque entre sus cualidades de autor prolífico, de profesor entregado, de...

11 consejos de vacaciones para grandes lectores

Durante más de 100 años, con nuestros sellos Sal Terrae y Mensajero, hemos contribuido a publicar toda clase de libros. Un tiempo fantástico para observar a generaciones enteras de lectores y descubrir las claves para disfrutar de la mejor lectura. ¡Ésa que es capaz...
Grupo de Comunicación Loyola

Grupo de Comunicación Loyola

El Grupo de Comunicación Loyola es un proyecto de comunicación de la Compañía de Jesús. A través de la unión de las editoriales Sal Terrae, Mensajero, Mezulari y de la oficina sidigital, intentamos afrontar los retos que la sociedad y la iglesia nos proponen hoy, con medios y lenguajes del siglo XXI. A través de nuestras publicaciones queremos ofrecer una mirada a nuestra sociedad que sea serena, crítica, humana, ética, y abierta a la fe y a la espiritualidad. Para contribuir a la promoción de la cultura, al diálogo plural y al desarrollo necesario en un mundo lleno de posibilidades, pero también complejo y herido.