Y Etty Hillesum desenterró a Dios

El legado espiritual y humano de Etty Hillesum resurge como una joya para la espiritualidad de nuestros días. Su Diario y sus cartas ponen ante nuestros ojos el proceso espiritual desarrollado en un breve espacio de tiempo (1941-1943). Se trata de un crecimiento humano y de fe desplegado en el corazón del Holocausto.

Desenterrar a Dios es un libro en el que Ana Martín Echagüe bucea en las profundidades de la mente y el corazón de una mujer que descubrió la presencia de Dios en las atroces experiencias del campo de concentración de Auschwitz. Etty, desentierra a Dios en su interior y en cada una de las personas a las que acompañó como asistente y enfermera voluntaria en el campo de concentración de Westbork . Y sus diarios reflejan con absoluta sinceridad su impresionante transformación interior. Son palabras que dejan una imborrable huella para la posteridad y un legado espiritual de incuestionable valor para cualquier creyente.

«Dentro de mí hay un pozo profundo. Y ahí dentro está Dios. A veces me es accesible. Pero a menudo hay piedras y escombros taponando ese pozo y entonces Dios está enterrado. Hay que desenterrarlo de nuevo».

Joven, vital, transparente y sin tabúes, Etty describe cómo ha podido descubrir a Dios en el fondo de su caos interior, entre heridas y deseos. Esta experiencia le permitirá vivir conectada a la Fuente de la vida bella y con sentido en medio de la persecución. Se enfrenta al momento histórico con la lucidez de no dejarse arrastrar por el odio, sino apostando en todo momento por la indestructible fuerza del amor. Con el Dios que ha «desenterrado» en sí misma vivirá un diálogo ininterrumpido que le permitirá percibirlo en los demás y en los acontecimientos históricos. Todo su deseo será «ayudar a Dios», para impedir que sea arrancado del corazón de las personas.

Acercarse a Etty es sentirse leído en las propias búsquedas y experimentar ser llevado de su mano a descubrir a Dios en todo. Incluso en medio de las mayores tinieblas, ella nos enseñará la posibilidad de confesar irremediablemente la belleza de la vida. Esta nueva aproximación al ser y sentir de Etty consigue descender no solo a los pensamientos de la pensadora, sino a la propia lógica de su transformación espiritual, para explicar su contexto, su evolución y el sentido «precioso» que atesora. Y Ana Martín Echagüe transita por el alma de Etty como una experta exploradora naturalista de toda la biosfera espiritual inhóspita, escribiendo con sencillez, profundidad y un inmenso cariño hacia la experiencia trascendente de Etty, grabada en el tiempo para siempre.

Echa un vistazo a las primeras páginas»

 

Cuando Jesús es el que te hace las preguntas

Las buenas preguntas siempre atraen. Y más aún, cuando lo que esperas es una buena respuesta. Y Jesús sabía hacer las mejores preguntas. Es curioso, sí. Dios también responde preguntando a través de los siglos y milenios.

Ludwig Monti, miembro de la comunidad de Bose y uno de los grandes especialistas italianos actuales en temas bíblicos, se interesó por las preguntas de Jesús a principios de 2013 y el proyecto tomó cuerpo con la edición en italiano del libro que fue todo un éxito de ventas en 2019. Monti tenía la plena convicción de que «las preguntas planteadas por Jesús son de gran interés para los hombres y mujeres de hoy».  En este sentido, su libro Las Preguntas de Jesús es como una guía para que que las preguntas de Jesús resuenen en tu interior, «dejando que las preguntas den sal, sabor, sentido y luz a la vida».

Jesús hizo muchas más preguntas de las que recibió. Si nos ponemos a contar en los evangelios salen unas 217 preguntas (incluidas 111 a los discípulos y una directa al propio Dios) frente a las 141 preguntas que le hacen los distintos personajes que intervienen en la narración evangélica a lo largo de 118 pasajes. Con el cuidado tan exquisito al abordar todas las preguntas, Monti muestra la gran relevancia y atracción que generaba el estilo de predicación de Jesús y su familiaridad con la palabra de Dios.

Un aspecto muy relevante es el que aborda con preguntas recurrentes como: «¿No habéis leído la Escritura?» (Mc 2,23-26 o 10,2-3). El autor considera que Jesús demuestra  una clara «pasión de leer y releer las Sagradas Escrituras, de buscar en ellos la palabra de Dios para nutrir la vida y la enseñanza”. En este libro, Monti presenta las preguntas de Jesús en «grupos» según cada Evangelio. Además, se presentan según temas. Por ejemplo, el Reino en Mc 4, 30-31; la recompensa (o la gracia) en Mt 5 : 46-47; el siguiente en Lc 10,36; la búsqueda (de Jesús) que enmarca el cuarto Evangelio (Jn 1 : 35-39; 18 : 4-8).

Monti ofrece una lectura interesante y muy agradable y fácil de seguir. Contextualiza las preguntas de Jesús, presentando muy bien su dinámica y pedagogía (para fortalecer el deseo de vida, amor y libertad) e ilustra el proceso que desencadenan. De esta forma, el autor demuestra cómo las preguntas son esenciales en la predicación de Jesús y caracteriza su ministerio público. ¿Su objetivo? Cuestionar y provocar conversión.

El contenido del libro -tan tratado de forma sencilla, vivencial y espiritual-, ayuda mucho a involucrarse en la historia de Jesús. Invita a responder a su llamada, a acoger su Palabra y a responder a esa gran pregunta que sigue planteando dos milenios después: «¿Qué buscas?» ¿A quién estás buscando? «.

Un buscar a Jesús para Jesús. Buscarlo donde se deje buscar. O quizás, donde se deje encontrar.

Tecnología para profesores un poco piratas

Cuando la monotonía entra por la puerta del aula, el interés y la atención de tus alumnos sale por la ventana. Nada impacta en las mentes ni en los corazones. Y como la memorización compulsiva de contenidos que hay que aprender o porque entran en el examen tiene los pies de barro, los aprendizajes se olvidan con bastante facilidad.

Usa las TIC como un PIRATA ayuda a encontrar las herramientas, ideas y la inspiración para que los educadores utilicen la tecnología como un «mapa del tesoro» que lleva a un aprendizaje increíble. Pero no siempre es fácil trabajar con ellas. Algunos profesores, esto de las TIC lo perciben como una novedad poco eficaz y fácilmente caen en el escepticismo. Otros están tan confundidos que no saben ni por donde empezar a trabajar. Muchos sienten que no tienen la suficiente capacidad creativa como para trabajar con ellas. Y luego están los que sencillamente se han desfondado, han perdido la ilusión o incluso han tenido malas experiencias: los profesores quemados.

En este libro Matt Miller ofrece soluciones muy prácticas para hacer que la tecnología sea una ayuda y no un obstáculo para los profesores. Y lo hace sabiendo de lo que habla. Miller es todo un referente del sector educativo estadounidense. Lleva más de 10 años usando las TIC en las aulas donde enseña español y se ha especializado como formador y comunicador de estrategias de innovación pedagógica a través de cursos, podcasts, vídeos en YouTube, publicaciones en las redes sociales y en su blog Ditch That Textbook.
Estas páginas ofrecen respuestas y consejos para todos estos profesores, presentando principios y estrategias flexibles, que cada educador puede adaptar. Y todo, utilizando medios de bajo o nulo coste que potencien la participación de los alumnos. Miller aporta un montón de ejemplos e ideas para crear geniales experiencias educativas  con distintas aplicaciones móviles y redes sociales como las Stories de Instagram, los Snappables de Snapchat, Twitter o TikTok. También dedica un importante y divertido capítulo al desarrollo de vídeos como una herramienta muy útil para la pizarra, pero también como actividad para los alumnos. Y no se olvida de la gamificación en el aula, haciendo un completo repaso a distintos juegos digitales de repetición, interacción, resolución de problemas o repaso.

Como ves, es toda una «caja de herramientas» accesible y estimulante para innovar y hacer tus clases más participativas. Y sobre todo, encontrarás muchísimos ejemplos prácticos  para usar de inmediato o adaptar a tu clase, basados en la investigación, las mejores prácticas y una pedagogía sólida.
Es un libro para aprender con bravuconería, aventuramente y recurriendo a mil aventuras que puede ayudar muchísimo a orientarse, organizarse y motivarse más y mejor en el aula. Está claro: ¡no hace falta que seas un genio de la tecnología, solo que estés dispuesto a intentarlo!

 

VER MÁS SOBRE EL LIBRO»

Poner las cosas en orden ¡Por fin!

Para el cardenal Martini, «poner las cosas en orden» significa buscar la maraña de la madeja que el destino pone en nuestro presente. En la maraña de deberes que hay que afrontar. De pruebas que hay que superar. De esperanzas que hay que cultivar.
Poner las cosas en orden también significa escuchar la voz interior que puede ayudar a poner en perspectiva las necesidades y los deseos, los afectos y las relaciones.

Este libro propone un itinerario espiritual accesible y sencillo, que invita a encontrar ciertas actitudes indispensables para devolver el sentido al sinsentido de nuestra vida caótica y apresurada. Se trata de uno de los libros más apreciados del cardenal Martini. Y también de los más leídos y traducidos. Y es también particularmente único en la producción literaria del jesuita. Sus páginas representan el regreso de Martini al texto literal de san Ignacio tras varias décadas experimentando muy exitosamente la meditación del Evangelio, la Biblia y sus personajes siguiendo la dinámica de los Ejercicios ignacianos.
El libro tomó forma con las meditaciones de una tanda de Ejercicios, centrada en la primera y segunda semana, que dirigió a los obispos de Lombardía en marzo de 1992. Y desde entonces ha pasado por varias reediciones, revisiones y ampliaciones hasta la muerte del autor. La edición actual cuenta además con un exquisito prólogo a cargo de Carlo Casalone, SJ, que ayuda bastante a contextualizar la propuesta vivencial de Martini y a comprender mejor su trayectoria uniendo sus dos grandes pasiones meditativas: los Ejercicios Espirituales y la Biblia.

En este libro, Martini lanza al lector una invitación a desgranar concienzudamente las anotaciones y textos de Ignacio para limpiar y liberar mente y corazón de los afectos desordenados, «con libertad de corazón y mentalidad evangélica». Excavando en la arquitectura ignaciana, el cardenal desciende hasta los mismos cimientos con la pasión de un experimentado arqueólogo de las palabras. Y allí es donde se encuentran los sentidos primeros de los Ejercicios: poner orden en el alma -ascetismo- para poder experimentar directamente el abrazo del misterio de Dios -mística-.
Este libro trata de profundizar en el primer ejercicio espiritual ignaciano, que supone la puesta a punto del alma -o del interior de cada ejercitante-, para llevar a cabo una elección significativa de la vida abierta a Dios.

Se trata de un libro inspirador, muy útil -y quizá necesario- para recomponer las piezas del alma rotas, desgastadas y caídas en el desorden del día a día. Martini no defrauda y de nuevo ofrece una lectura llena de hondura. Pero también es un camino fácil de seguir para quienes ya se han abierto a la experiencia del ejercicio espiritual.

Lee las primeras páginas del libro

¿Por qué Dios? ¿Y por qué no?

¿Qué es la religión? ¿Para qué existe? ¿Por qué nos atrae tanto?

Si estas tres preguntas te inquietan -aunque sea un poco-, te animamos a conocer este libro del prestigioso sociólogo, Rodney Stark. En ¿Por qué Dios? este grandísimo investigador de talla internacional quiere ofrecer una teoría mucho más amplia y actualizada sobre el fenómeno religioso. Y lo hace desde un planteamiento muy rupturista con los modelos y teorías que han dominado durante décadas el estudio de la fenomenología de las religiones.

La columna vertebral del libro es una contundente refutación a muchos sociólogos y teólogos, que han visto en la religión un sistema de pensamiento exclusivamente relativo al sentido de la vida. En esa línea, el dios o los dioses, sobrarían en la ecuación. Su existencia y sentido en las religiones sería más bien figurado. Como una máscara que tapa otros comportamientos no religiosos. Religiones ateas. Sin Dios. Stark se revela contra esa visión que entiende que ha fracasado. No solo por el injusto trato al fenómeno ancestral de las divinidades, sino también por el planteamiento irracional que se hace de todo el comportamiento religioso, que por ejemplo, presupone que los creyentes ofrecen sus oraciones a un cielo vacío. A lo que se une la confusión generada por no poder distinguir las religiones propiamente dichas, de los fenómenos no religiosos o incluso de las teorías antirreligiosas. Todo sería equivocadamente religioso.

Para Stark, las religiones son más bien sistemas de pensamiento basados fundamentalmente en la creencia en seres sobrenaturales conscientes. Un fenómeno que se rastrea desde las religiones primitivas hasta las creencias de hoy en día. Y en ellas hay un acceso a la experiencia de lo sobrenatural o trascendente en forma de lo que él llama «recompensas»: vida eterna, milagros, auténtica relación con Dios, salvación, perdón de los pecados… A partir de ahí, el autor se implica en debates muy interesantes y alguna vez polémicos sobre la profundidad del fenómeno religioso: el origen del ateísmo, los elementos de la fe, el desarrollo del monoteísmo, el descubrimiento del pecado, las causas de la hostilidad y del conflicto religioso o el papel de las revelaciones. Todo ello, ofreciendo una estructura muy científica y didáctica con proposiciones y definiciones claras y sencillas y explicaciones y refutaciones a otros planteamientos muy bien documentados.

La verdad es que el propio autor reconoce que no tiene la explicación última de los fenómenos religiosos. Se trata de una teoría, o mejor, de su última mejor teoría para explicar las religiones. De hecho, Stark lanza un reto a pensar y a refutar sus planteamientos con la misma meticulosidad, perspectiva y apertura de pensamiento que él ha utilizado, enfrentándose incluso a sus propios vacíos, errores y cambios de opinión.

Los esfuerzos de Rodney Stark han dado su fruto en una guía estupenda para entender la profundidad de la religión y de la relación humana que se establece con ella. Pero más aún, este libro actúa como un telescopio que apunta a un universo interior infinito donde la mente y el corazón juegan a encajar palabras, ideas y sentimientos, tratando de encontrar respuesta a la pregunta de… ¿por qué Dios?

Un proyecto para atreverse a educar

Educar en pleno siglo XXI sigue siendo un reto tremendamente complejo. Y conviene que como padres -y por tanto, como educadores-, no nos engañemos. Todo comienza en casa. Pero… ¿quién nos prepara para esta tarea? Desde luego no se nace con ella. ¿Qué hacemos cuando la vida de nuestros hijos nos plantea preguntas o situaciones complejas para las que no tenemos respuestas o que no sabemos entender? La educación de nuestros hijos presenta caminos y etapas sombrías, llenas de dudas y miedos. Para ellos -nuestros hijos- y quizá aún más para nosotros, los padres.

Hay dificultades, sí. Pero no todos reaccionamos igual. Buena parte de las madres y padres, quieren ser una referencia clave para sus hijos. Y entienden que este pilar soporta un peso compartido con los centros educativos, los amigos y, ahora especialmente, con las redes sociales. También los hay que no se ven capacitados. Están los que dejan esa responsabilidad en manos de la propia vida, bajo la convicción de que en realidad lo importante es que sus hijos sean felices en cualquier momento y que les quieran… -¡Ya aprenderán con el tiempo!-, piensan. Y hay quienes se responsabilizan tanto, que se acaban bloqueando ante las primeras dificultades

Este libro de Fernando de la Puente está dirigido a esos padres o madres que entienden su responsabilidad educativa como la misión más ilusionante de sus vidas: la de transmitir valores y ayudar a crecer, sabiendo lidiar con aciertos, errores, esperas y aprendizajes. Y de eso nuestro autor conoce casi todos los aspectos. Treinta años formando y ayudando a centenares de padres le avalan. Especialmente por sus encuentros personales, grupales y su participación en las famosas Escuelas de Padres, de las que Fernando de la Puente ha sido uno de los grandes impulsores.

Este libro puede ser de enorme ayuda y una guía estupenda para esta apasionante responsabilidad de educar en casa. Lo que Fernando de la Puente nos presenta es una síntesis de muchas de las charlas, diálogos y temas que ha ido tratando a lo largo de los años. Lo que nos ofrece es que podamos descubrir nuestro propio proyecto educativo familiar. Y para ello, nos ayudará a encontrar un horizonte educativo y a establecer unas estrategias claras y precisas para las distintas etapas de la educación de nuestros hijos. Cómo él mismo escribe:

«Un horizonte humano hacia el que los hijos van a caminar como personas, no como robots. Y unas estrategias que les faciliten los comportamientos y actitudes adecuadas para avanzar hacia ese horizonte».

Un libro sencillo, lleno de profundidad, amor por la educación y una verdadera sinceridad. Un libro para confiar y atreverse, de verdad, a educar en la familia.

Ver más »