La memoria viva de Benedicto XVI

«Sobre Benedicto XVI hay diversidad de opiniones. Pero mi libro también desenmascara las escandalosas manipulaciones que se llevaron a cabo para oscurecer su imagen ante la opinión pública”. Peter Seewald es un periodista alemán que durante los últimos 20 años ha tenido la oportunidad de entrevistarse con Joseph Ratzinger-Benedicto XVI en innumerables ocasiones. Nadie como él conoce al papa emérito y tiene la autoridad para escribir su biografía. Benedicto XVI, una vida, ve la luz con el sello Mensajero.

Lo sorprendente es que todos los ataques contra él, todos los intentos de cerrarle la boca y de presentarlo como si fuera el coco no han logrado impedir que, con sus ediciones de millones de ejemplares, pueda ser considerado como el teólogo más leído de los tiempos modernos y que se haya convertido para innumerables creyentes en un icono del verdadero catolicismo y de la fidelidad al mensaje de Cristo. Personas de todas las creencias religiosas e incluso ateas aprecian su inteligencia, su elevada cultura, su voluntad de diálogo y, no en último lugar, su manera de escribir, que lleva en sí algo de música. No es casualidad que se le llame el Mozart de la teología. Y eso permanecerá, como también lo harán su trilogía de referencia sobre Jesús y el histórico acto de renuncia con el que cambió el papado. Creo que no volverá a haber nadie como Benedicto XVI en la silla de Pedro».

Peter Seewald

La edición castellana de Benedicto XVI. Una vida, publicada en alemán por el periodista Peter Seewald es la biografía autorizada por el pontífice emérito, que recorre en profundidad la vida de Joseph Ratzinger-Benedicto XVI y a la vez, guía por las páginas de la historia que el propio protagonista escribió: como «novel» en el Concilio Vaticano II, como renovador de la teología, como el prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe y como Papa. El autor ha seguido sus pasos desde 1992, primer encuentro del que vendrían otros muchos y más de 2.000 preguntas. Sus largas conversaciones y entrevistas han permitido a Seewald tejer esta biografía al que suma el testimonio de cerca de 100 testigos, compañeros y amigos, entre ellos, su hermano Georg Ratzinger, fallecido el pasado 1 de julio. Otros tres libros suyos están dedicados al teólogo que dirigió los destinos del Vaticano durante ocho años (2005-2013).  El último de 2016, Benedicto XVI. Últimas conversaciones con Peter Seewald, ha vendido más de 22.000 ejemplares en todo el mundo. Entonces, el papa emérito hacía balance de los años como cabeza de la Iglesia, el primero en la historia del cristianismo que un papa dedica a su pasado. Ahora es el periodista alemán quien muestra al mundo en todo su ser “a un líder de la iglesia militante, a menudo controvertido y un pensador de clase mundial que cambió el papado como ningún otro pontífice«.

Benedicto XVI, la vida no elude la controversia y los momentos duros. A través de su experiencia vital el lector se asoma a la historia, al mundo, a la cultura de su tiempo: desde que nació en Alemania en 1927 hasta la actualidad. Su infancia, en aquella ‘patria del corazón’ donde mantiene recuerdos bellos y donde padeció el terror del periodo nazi:  «En la fe de mis padres encontré la confirmación del catolicismo como un baluarte de la verdad y la justicia contra aquel imperio del ateísmo y la mentira que representaba el nacionalsocialismo». Se adentra en su carrera académica como profesor de Teología en varias universidades alemanas; en etapa como arzobispo de Munich y Freising en 1977; en su vida en el Vaticano al frente de la Congregación para la Doctrina de la Fe; y por último, en su pontificado desde 2005 hasta 2013. Habla abiertamente de aquellos episodios más polémicos como los casos Williamson y Vatileaks, para él, «asuntos desagradables y, sobre todo, incomprensibles y perturbadores en sumo para las personas en el mundo en sentido amplio». Etapas que se van sucediendo interpretadas por su protagonista e iluminadas por el autor y los testimonios.

No es la primera vez que Seewald se adentra en las polémicas sobre Benedicto XVI, muchas veces impulsadas por sus críticos. Reconoce que se trata de una figura controvertida y hace suya la afirmación del filósofo francés Bernard-Henri Lévy: «Los prejuicios, la insinceridad, incluso la palmaria desinformación dominan cualquier debate». Ya su libro Últimas conversaciones recogía las primeras declaraciones del pontífice tras la renuncia con el deseo de contribuir a corregir imágenes falsas difundidas del sustituto de Juan Pablo II. Con 78 años de edad asumió la dirección de una iglesia integrada por 1.200 millones de fieles con el convencimiento de que su auténtico problema no radicaba en la disminución del número de miembros, sino en la pérdida de la fe y puso su inteligencia al servicio del conocimiento y la formulación de los misterios de la fe. “Su especialidad consistía en desenmarañar asuntos complejos, en mirar a través de lo meramente superficial. Ciencia y religión, física y metafísica, pensamiento y oración: Ratzinger conjugaba estas facetas para llegar realmente al núcleo de la cuestión. Y la belleza de su lenguaje intensificaba aún más la profundidad de sus pensamientos”, afirma el autor.

El deseo de Seewald es recrear el recorrido más veraz y completo de una vida con sus sombras, pero también con sus luces, con la esperanza de que el lector descubra una nueva perspectiva a la vida del hombre que ha existido siempre tras el Papa. Por eso, Benedicto XVI, una vida, es la memoria viva del papa emérito. Una biografía muy necesaria para conocer, reflexionar y llegar a conclusiones propias sobre esta enorme figura de la Iglesia Católica de los siglos XX y XXI.

Jesse y sus zancadas hacia Dios

Más que una autobiografía, el atleta norteamericano Jesse Owens (12 de septiembre de 1913- 31 de marzo de 1980) compartió su interior, íntimo y humano, con el periodista y escritor Paul Neimark. Un testimonio que este mes de septiembre, 40 años después de su muerte, el Grupo de Comunicación Loyola publica en castellano gracias a la traducción de José Manuel Burgueño y Jorge Burgueño para el sello Mensajero. El relato, inspirador y motivador, lleva por título Jesse Owens. Una autobiografía espiritual y en él refleja una historia interna, de luchas, de sueños y de victorias. Su hija Marlene Owens Rankin agradece brevemente esta edición castellana porque supone trasladar a nuevas generaciones de jóvenes y adultos el triunfo de su padre plantando cara a la adversidad.

Nieto de esclavos en los campos de algodón de Alabama, Jesse Owens consiguió algo que nadie había logrado hasta entonces, cuatro medallas de oro en los mismos Juegos Olímpicos y en un momento histórico en que la victoria se convirtió en heroicidad: 1936, cuando Adolf Hitler se propuso mostrar al mundo la superioridad de la raza aria sobre todas las demás desde la sede olímpica de Berlín. No pudo. Jesse Owens, un atleta negro, alto y desgarbado procedente de los campos de cultivo de Alabama y los guetos de Cleveland, demostró al mundo que la superioridad no se basaba en el color de la piel.

Con sus medallas en 100 metros, 200 metros, salto de longitud y relevos 4×100-, el héroe de Berlín (como titularon en español la película de 2016 sobre su vida, Race) no imaginaba que, tras conocer la inmortalidad, al volver a casa en Estados Unidos, le esperaba el descenso a los infiernos.

Este es el relato de la vida de un espíritu indomable como Jesse Owens, sobre la dignidad del alma humana, la capacidad de superación y la fuerza de la fe. Una fe que había prometido a su padre mantener, por la que luchó durante toda su vida, y que en la plenitud de su vida quiso compartir con el mundo escribiendo esta autobiografía espiritual.

“Jesse es un autorretrato de la vida de Jesse Owens. Más allá de una simple biografía, muestra los mecanismos internos de un ser humano real. El destino contra el que luchó, los amigos y la familia que le dieron fuerza y el Dios que respondió a sus plegarias”.

Con un lenguaje llano y sincero, los capítulos de este libro son, como señala en el prólogo Fernando Millán –doce años prior general de los carmelitas y runner pertinaz–, «como las zancadas del corredor que se va acercando a una meta. Esta carrera del atleta del espíritu será sin duda iluminadora y provocativa para el lector con inquietudes espirituales y, sobre todo, para el que busca a Dios, quizás incluso por caminos insospechados. Como descubrió Owens, en esa carrera, a veces demasiado larga y demasiado difícil, debemos aprender (…) “la gran verdad de que Dios nunca nos deja… Somos nosotros quienes le dejamos”».

VER LIBRO »

 

Unos libros geniales para conocer a Pedro y Pablo

Hoy celebramos la fiesta de san Pedro y san Pablo. Dos apóstoles que dieron forma a las comunidades cristianas más primitivas.

Dos hombres con planes y visiones distintos, pero que quedaron unidos indisolublemente por el mismo fin: llevar el mensaje de Jesús, más allá de las fronteras que ellos mismos podían imaginar. Dos hombres que reflejan cada uno un modelo de conversión y de transformación radical al vivir y conocer la grandeza de la resurrección del «Maestro».

Anímate a conocer algo más sobre sus figuras y sobre lo que sus palabras siguen aportando a nuestra fe y experiencia religiosa, a través de dos autores que han llegado a conocerlos bastante bien:

  • PEDRO MIGUEL LAMET, nos presenta ‘No sé cómo amarte‘ y ‘El retrato secreto de Jesús de Nazaret‘. Dos maravillosas novelas históricas centradas en los momentos posteriores a la muerte y resurrección de Jesús. María de Magdala, Pedro y otros apóstoles van dando forma a una intrahistoria recuperada del Jesús más humano, pero también de las personas más cercanas al Maestro, que quedaron profundamente transformadas por sus palabras y obras.
  • MARÍA MARTÍNEZ-SAGRERA, nos presenta su primera gran novela, ‘La cara oculta de Pedro’. Con muy buena recreación literaria hace cobrar vida a la figura de Simón, convertido ya en el apóstol Pedro, durante los tres años de acompañamiento a Jesús a lo largo y ancho de Judea y Galilea.

Una llama de amor y fe en la noche del alma

Era menudo y bajo de estatura. Así que nadie hubiera podido imaginar que, debajo de tan insignificante apariencia, se ocultaba posiblemente el mejor poeta de la historia de nuestra literatura. Y un ser humano que alcanzó las más altas cotas de unión mística. La figura de Juan de la Cruz fascina e inquieta al mismo tiempo por sus aparentes contradicciones: poesía sensual y sublimidad angélica, santidad y cárcel infringida por sus propios hermanos, asceta sobrio y dueño de una maravillosa libertad interior.

En esta novela histórica el mercader y poeta segoviano Pedro de Valmores, despechado por celos ante el abandono de su amante Ana de Peñalosa, emprende un viaje iniciático en busca de ese fraile, que considera la causa de todos sus males.  Un relato que recrea maravillosamente las ciudades, paisajes y lugares por donde transitó san Juan de la Cruz, y también los grandes hitos, gentes, costumbres y contradicciones de la España de Felipe II. En esa búsqueda emergen las convulsiones políticas, la Inquisición, los iluminados, el papel del monarca en la reforma, los ataques de los bandoleros, la convivencia cultural con sabios sufíes y judíos, la vida cotidiana, la rivalidad entre carmelitas y las veleidades de damas de la corte. Pero, sobre todo, la fascinante biografía de san Juan de la Cruz, junto a la andariega Teresa de Jesús, narrada con amenidad y rigor histórico, con un único y omnipresente protagonista de fondo: el amor divino y humano.

En esta recreación histórica, Pedro Miguel Lamet vuelve a ha desencadenar su magia literaria, transportando al lector a toda una vida llena de encuentros, conversaciones y momentos de silencio e introspección. Y lo hace desde un amor claro hacia las fuentes literarias, especialmente hacia los Cánticos espirituales del santo carmelita, que con dulzura y armonía, se van descubriendo como los auténticos protagonistas del relato. Y así, esta novela acaba siendo una verdadera ofrenda a la belleza lírica y a la profundidad mística del pequeño fraile, cuyas palabras espirituales siguen cautivando a miles de lectores interesados en la literatura, la filosofía y el arte.

Decía el gran teólogo Karl Rahner que, si el siglo pasado fue el siglo del hombre, el actual será el siglo de Dios o no será. Pero un Dios sentido como experiencia, como búsqueda de la libertad. Esa fue la aventura de san Juan de la Cruz

Quiero comprar el libro »

¿Carcoma o verdad? Elige. Es hora de discernir

¿Lo quieres? Lo tienes. En 48 horas. Mañana. ¡Ya mismo! La vida se nos ha llenado de ofertas fáciles. Mensajes diseñados para que hagamos o compremos cosas, ideas y sueños impulsivamente. Inconscientemente. El truco está en que no tengamos que pensar mucho.

¿Sociedad de consumo? Ya lo sabemos. Lo que nos cuesta es asumir que cada día somos un poquito más líquidos. Nos dejamos llevar por la ola. O mejor, nos volvemos un poco más huecos. Esa es la metáfora que utiliza Benjamín González Buelta en su último libro. Todo ese mundo de propuestas y promesas inconsistentes son como la carcoma que se come el interior de la tabla de madera, dejando una superficie impoluta. Pero cuando la sujetas… ¡ah! Se deshace en tus manos. ¡Una vida llena de huecos!

Si entiendes la comparación, desde luego puedes comprender que muchas de tus decisiones en realidad se han movido por otros intereses que no eran precisamente los tuyos.

Bueno, ¿y ahora qué? ¿Cómo vas recuperas tu capacidad de elegir libremente?

Puede que sea el momento de que te pares a examinar tu fe en Dios. Y si crees de verdad en el mensaje liberador de Jesús, deberías ser capaz de alejar el miedo a no sentir a Dios en tu propia vida. No, no es que Dios no te hable. Es que quizás no estás dejando que se exprese en ti y en todo lo que te rodea.

Y esta es la propuesta de Benjamín. Dios está llegando a tu vida siempre de manera nueva. Se acerca con propuestas de vida verdadera que emergen en la realidad en la que te mueves. ¿Pero cómo descubrir su presencia? Con un método que exige profundidad, orden y sinceridad espiritual: el discernimiento. Concretamente el discernir “ignaciano». Y precisamente, Benjamín González Buelta, con esa sencillez, cercanía y confianza absoluta del amigo que ve y comprende tu mundo interior, es uno de sus mayores conocedores de este aspecto tan importante de la espiritualidad ignaciana. Por sus profundos estudios, y sobre todo, porque este jesuita en constante misión, ha hecho del discernimiento una auténtica forma de vida.

Y es que de eso trata el discernir. De ser capaz de estar siempre abierto a ese constante “hacer de Dios”. No para ocasiones especiales o excepcionales. Eso es un falso discernimiento. Sino para toda una vida abierta a descubrir y a crear las mejores posibilidades. Para nosotros y para otros. ¡Porque que el discernimiento se contagia fácilmente!

Carcoma o verdad. Anulación o libertad desde Dios. Dos banderas. Dos opciones.

Un libro que clarifica, que motiva y ayuda a cualquier creyente a hacer presente a Dios con las elecciones y decisiones en cualquier momento y situación. Un libro esencial para todos esos que vivimos para tender puentes, crear vínculos y construir el Reino.

QUIERO COMPRARLO »

Amar, para ver más allá

Cuando llegan estas fechas de febrero, el marketing nos golpea de lleno con anuncios y promociones de todo tipo para incitarnos a consumir un concepto materialista del AMOR.

Se nos presenta un amor lleno de estereotipos románticos y de cláusulas perfectas de atracción sexual, que necesita de objetos «regalables» a la alcance del consumidor, para sobrevivir aunque sean sólo 24 horas.

Y el caso es que el verdadero concepto del amor, ése que es verdaderamente universal y que es vivido todos los días y en todo momento por miles de millones de personas desde que el ser humano existe…, quizá es muy diferente a este amor consumista al que nos vemos arrastrados.

Puede que este San Valentín sea el mejor momento para preguntarnos y reflexionar: ¿qué es para nosotros amar y ser amado? Pues aquí tienes una hermosa y sencilla respuesta a esta pregunta, que nos deja nuestra querida autora Joan Chittister, en su libro Todo tiene su tiempo.

Ojalá pueda ayudarte a descubrir una dimensión muy distinta de un amor que nunca se podrá comprar