Los ecos bíblicos en santa Teresa de Jesús

Cuando te dejas cautivar por la pluma de santa Teresa de Jesús te abres a un pequeño universo de perspectivas espirituales que dibujan sus propios recorridos hacia un mismo destino: la experiencia más sublime de Dios. En el caso de Teresa, la perspectiva bíblica aparece como una de esas carreteras secundarias que zigzaguean sin prisas entre los valles más apartados, levantando el telón de la exuberante belleza natural y espiritual de la Palabra. Una perspectiva que se trabaja deteniéndose en el tiempo, las vivencias, las experiencias espirituales, el autoconocimiento y el profundo conocimiento y amor de la santa carmelita a las Escrituras.

Pilar Huerta Román conoce muy bien esos caminos o corrientes llenas de sorpresas, belleza y sosiego interior que ofrece la literatura teresiana. Esta carmelita descalza de Toro (Zamora) es una reconocida experta en la vida y obras de Teresa de Jesús. Tras pasar por el “Libro de la vida” y “Camino de perfección», su búsqueda de ecos bíblicos, nos conduce ahora a las “Cuentas de conciencia”. Unos textos que no por ser de los menos conocidos son una de las grandes joyas de la espiritualidad teresiana.

Estos pequeños textos cubren los veinte últimos años de la vida de la santa. Por poner fechas, desde 1560 hasta 1581. Casi a modo de un diario espiritual, estas 66 notas de santa Teresa han acabado abriendo una gran ventana por donde ya somos capaces de observar con más claridad cómo su alma vive y se alimenta de la palabra de Dios. Las seis de mayor extensión son las llamadas Relaciones, que Teresa de Jesús escribe para informar al confesor sobre lo que le está pasando y para que este pueda determinar si lo que escribe está de acuerdo con el pensar y sentir de la Iglesia. El resto, que comprende la mayoría de estos escritos, son las Mercedes, las gracias propiamente dichas, que, a diferencia de las Relaciones, son mucho más cortas y están escritas por Teresa para ella misma, para recordarlas y revivirlas.

“Diario íntimo de Teresa de Jesús” surgió de una ponencia que presentó en un Congreso Internacional Teresiano celebrado en el CITeS (Ávila). En aquella conferencia, la idea de esta obra, comenzó a planear sobre la autora. El libro analiza no solo la influencia bíblica en las relaciones, sino también las transformaciones o evolución que se detectan desde la primera, del «Muero porque no muero» al «Hágase tu voluntad». El recorrido que ofrece Pilar Huerta nos mostrará cómo muchos textos de esta obra crecen en la tradición de las imágenes, estructuras o relatos de algunos pasajes bíblicos de los que santa Teresa de Jesús quedó completamente enamorada. Un camino hacia la Teresa más interior y más bíblica. La Teresa más entregada a la mística de la Palabra.

Creer o no creer… Lo importante es poder pensar

Cuando una especie «pilotito» interior empieza a mostrarte que estás perdido/a, igual deberías plantearte si es bueno pisar el freno a fondo, bajarte de las dinámicas caóticas y buscar un buen espacio vital para reflexionar. ¡Bienvenido/a al momento crucial de tu vida! Todo tu ser te pide a voz en grito vivir el silencio. Porque el silencio que es la llave que abre la puerta a tu universo interior. A ese vacío donde puedes confrontarte. Ese silencio es un tiempo de exploración. Una oportunidad para mirar y detenerte en el sorprendente misterio de las pequeñas realidades que dan forma a tu camino. Y también es un espacio para el refugio ante el bombardeo de distracciones. O un camino en el que recuperar para ti la melodía de las esencias y valores que siempre han sonado en el corazón de tu vida.  Para pensar sobre tu destino y tu lugar sobre el mundo.

El cardenal Carlo Maria Martini a lo largo de su ministerio pastoral quiso resaltar la dimensión creyente cristiana de este camino de reencuentro con uno mismo. No hablaba de un camino fácil, lleno de seguridades facilitadas por Dios. Más bien hablaba de un recorrido en el que debes ponerte en manos de un Dios misterioso que es bueno. Que quiere lo mejor de ti, pero no a tu manera.

Veintiséis años después de su primera edición en italiano (1996), este libro traducido por primera vez al español conserva intacta la frescura y actualidad. En efecto, en Reencontrarnos a nosotros mismos, Martini propone un itinerario bíblico, espiritual y sapiencial que como lector te lleva suavemente de la mano y te acompaña a dar pasos cada vez más largos en encuentro con Jesús.

Los seis capítulos del libro están tomados de las obras pastorales y las cartas que Martini escribió hasta 1996 (la lista cronológica se encuentra en las páginas 261-262). Y a pesar de los años transcurridos y los muchos cambios de todo tipo, plantea las premisas de los problemas más graves de la vida actual, esbozando los escenarios más adecuados para su solución.

La propuesta del autor es fascinante por la profundidad de su análisis psicológico, social, espiritual y eclesial. Lo que guía el pensamiento es siempre la íntima unión entre la presencia de Cristo crucificado y resucitado en la palabra de Dios y en la Eucaristía y la vida concreta del hombre de hoy. Martini está convencido de que solo la palabra de Dios, que culmina en Jesús crucificado y resucitado, puede iluminar el camino del hombre y hacer que sus pasos se alejen de los senderos de la división y la opresión para pasar a los de la reconciliación, el diálogo y la fraternidad.

Martini se dirige a aquellos que – creyentes y no creyentes- que consideran incuestionable la interioridad humana y el pensamiento. Para los creyentes este libro puede ser fuente para una meditación sobre la fe de cada día. Los que no creen pueden confrontarse al enfoque cristiano de esas grandes cuestiones decisivas para todos: el bien y el mal, el amor y el odio, la solidaridad y la indiferencia.

«Creyentes o no creyentes, lo importante es que penséis»

Cardenal Carlo Maria Martini

Unos libros geniales para conocer a Pedro y Pablo

Hoy celebramos la fiesta de san Pedro y san Pablo. Dos apóstoles que dieron forma a las comunidades cristianas más primitivas.

Dos hombres con planes y visiones distintos, pero que quedaron unidos indisolublemente por el mismo fin: llevar el mensaje de Jesús, más allá de las fronteras que ellos mismos podían imaginar. Dos hombres que reflejan cada uno un modelo de conversión y de transformación radical al vivir y conocer la grandeza de la resurrección del «Maestro».

Anímate a conocer algo más sobre sus figuras y sobre lo que sus palabras siguen aportando a nuestra fe y experiencia religiosa, a través de unos autores que han llegado a conocerlos bastante bien:

 

  • PEDRO MIGUEL LAMET, nos presenta ‘No sé cómo amarte‘ y ‘El retrato secreto de Jesús de Nazaret‘. Dos maravillosas novelas históricas centradas en los momentos posteriores a la muerte y resurrección de Jesús. María de Magdala, Pedro y otros apóstoles van dando forma a una intrahistoria recuperada del Jesús más humano, pero también de las personas más cercanas al Maestro, que quedaron profundamente transformadas por sus palabras y obras.
  • MARÍA MARTÍNEZ-SAGRERA, nos presenta su primera gran novela, ‘La cara oculta de Pedro’. Con muy buena recreación literaria hace cobrar vida a la figura de Simón, convertido ya en el apóstol Pedro, durante los tres años de acompañamiento a Jesús a lo largo y ancho de Judea y Galilea.
  • SENÉN VIDAL, un autor muy querido que dedicó buena parte de su vida a seguir el rastro de Pablo de Tarso. Dedicó algunas de sus mejores obras a su conversión, los recorridos por todo el Imperio Romano y las cartas a las comunidades cristianas que germinaban por el Mediterráneo: ‘Pablo. De Tarso a Roma’‘Las cartas auténticas de Pablo’‘Iniciación a Pablo’ ‘Hechos de los Apóstoles y orígenes cristianos’.
  • FRANÇOIS VOUGA, en Yo Pablo, presenta una pequeña historia de ficción al modo de un diario o confesiones dictadas a su joven ayudante Timoteo en donde vuelca los resultados de su amplia búsqueda histórica y teológica sobre la figura de Pablo. Unas confesiones que ofrecen una visión renovada del hombre y su pensamiento.

Las cartas de Javier – Reseña

En la vida tenemos bastantes oportunidades para renovarnos. Sin embargo, como indica el propio autor de este libro, en la mayoría de las ocasiones no queremos cambiar. Y esta es la triste realidad. Por no hacer, a veces ni siquiera queremos hacernos preguntas. Es algo así como vivir con una venda puesta. Un vivir sin cuestionar nada. Ni de lo que hacemos, ni de lo que creemos. Y, por supuesto, nada de lo que nos podría motivar. Otras veces, el problema podría está en esa vida que parece como una balsa de troncos mal atados que a mitad de una tormenta perdida en el océano acaba en el ojo de un remolino centrifugador. Con cada vuelta, más velocidad. Más mareo. Esa imagen es la de la vida sin dirección. Sin miradas hacia lo profundo. Una vida sin objetivos.

En «Las cartas de Javier», José María Guibert, SJ quiere abrir la puerta a la profundidad interior de uno de los santos jesuitas más famosos y atractivos: san Francisco Javier. Un paso más en su propósito de recuperar para la vida diaria de hoy la -en ocasiones atrevida, la mayoría ponderada y casi siempre sencilla- sabiduría del santo jesuita. Una idea que ya comenzó a tomar forma con su anterior libro: «El viaje de Javier», donde a través de un acercamiento biográfico exploraba la realidad interna del santo que apunta claves para nuestra propia vida. En este sentido, las cartas manuscritas conservadas del propio Javier ya fueron para Guibert una fuente esencial para comenzar a desentrañar esa «alma javierana» que lidiaba con preguntas y luchas internas, sentimientos y una forma muy concreta de relacionarse con Dios y con los demás.

Y esas cartas adquieren todo el protagonismo en este nuevo libro. Porque San Francisco Javier controlaba con mucha soltura el género epistolar. Sus más de 130 largas misivas conservadas de su puño y letra dejan muy claro su voluntad comunicativa. Se escribía con tipo de personalidades, compañeros jesuitas y colaboradores en la misión. Por eso es una documentación que ayuda a entender mejor los primeros momentos evangelizadores de la Compañía de Jesús. Y una fuente para conversar con Javier, dejando que siga preguntándonos sobre nuestro modo de construir la identidad y el hacer ignaciano.  Un hombre capaz de ofrecer claves muy interesantes para preguntarnos, entender y transformar hoy nuestra propia vida de fe.

El autor ha seleccionado los pasajes más personales de las cartas, aquellos en los que Javier descubre su alma, para describir cómo experimentaba la presencia y el consuelo de Dios y discernía su voluntad. En su conjunto hay intuiciones sugerentes y que merece la pena considerar, a modo de retiro personal que realizar. Una relectura de Javier que ofrece una ordenación siguiendo la lógica interna de los Ejercicios Espirituales, en cuarenta bloques de citas, que responden a una idea o experiencia de fondo para ayudar a la experiencia espiritual de hoy.

Unos textos que nos abrirán a la vida interior de Javier. Y, en paralelo, reavivarán las nuestras.

Nueva novela de Lamet: una mirada reconciliadora de la Guerra Civil

Ante las nuevas trincheras intelectuales que parece enfrentar hoy de nuevo a los partidos políticos y con ellos, a los españoles, el escritor Pedro Miguel Lamet trata de poner un gramo de serenidad y reconciliación con la nueva novela histórica Las trincheras de Dios. Esta novela hace una lectura alternativa de la Guerra Civil española sumergiéndose en la mirada de quienes pretendieron evitar la contienda por medio de la reconciliación entre las dos Españas. Una historia con un valor único al profundizar en la influencia del factor religioso en la guerra desde el contexto de una España actual, dividida hoy por la polémica de la memoria histórica.

La historiadora Milagros Aguilar es la protagonista. Una mujer en el siglo XXI investigando la verdad de la Guerra Civil española durante la redacción de sus tesis doctoral El factor religioso en la Guerra Civil. Sus estudios le van ayudando a clarificar algunas ideas mientras descubría la figura del religioso Fernando de Huidobro (1906-1937), un jesuita filósofo, alumno predilecto de Martin Heidegger, que regresa a España para ofrecerse a servir en cualquiera de ambos bandos. Entregado heroicamente a auxiliar a las víctimas, sean rojas o azules, decide, desde su experiencia como capellán de la Legión, denunciar al alto mando por el modo de ejecutar los fusilamientos de jóvenes milicianos, hasta que muere víctima de un obús procedente del fuego amigo. A Milagros Aguilar, como al propio autor, esta investigación le conduce a pensar que la guerra de España fue la mayor equivocación de la historia.

«Todos tenían sus razones, pero al mismo tiempo, todos tuvieron su parte alícuota de culpa; menos el pueblo llano, claro, que fue la mayor víctima, el que sufrió en su carne las consecuencias de una guerra tan larga», argumenta Pedro Miguel Lamet, «la mayor persecución religiosa en la Europa del siglo».

La historia de Mila, nacida en una familia sevillana conservadora y marcada por la pérdida de seres queridos asesinados durante la contienda, refleja a la vez los conflictos ideológicos a los que se enfrentan los españoles. Tras estudiar la carrera de Historia, conoce a Jordi Casanova, socialista catalán, que llegará a convertirse en juez de la Audiencia Nacional. Su matrimonio, con dos hijos, sufre una crisis profunda por sus diferencias ideológicas. Él, implicado en la Memoria Histórica; ella, en la redacción de una tesis doctoral sobre El factor religioso en la Guerra Civil.

Con su personal estilo literario, Lamet ofrece una síntesis del sangriento conflicto con aportación de datos, humanidad y el análisis de una nueva perspectiva encarnada por quienes ya entonces lucharon por la paz, la justicia y la reconciliación entre españoles. A través de la novela, quiere demostrar que en medio de aquella atroz guerra había una tercera España compuesta de personas que pretendían con todas sus fuerzas evitar la sangría del país y luchar por la reconciliación y la paz. Y entre ellas, el padre jesuita Huidobro, que entregó su vida intentando conversar con la otra parte y comprender sus razones. «Esa voz es la única que también ahora debería ser escuchada e imitada», corrobora.

«Creo que yo mismo he aprendido mucho al escribir esta novela sobre esos terribles años que nos han configurado y aún siguen afectándonos», reconoce.

 

 

Edith Stein, de atea a carmelita víctima del Holocausto

«Nuestro mayor misterio es el de nuestra libertad personal. Tanto, que incluso Dios se retrae ante ella. Él solo quiere la soberanía sobre los seres creados cuando la propia entrega es un regalo plenamente libre hecho por amor».

Te queremos acercar a la figura de la filósofa y religiosa Edith Stein, una de las 6 millones de personas asesinadas por el régimen nazi por su origen judío.

Edith y su hermana Rosa, después de pasar por la indiferencia religiosa y el ateísmo, decidieron bautizarse, y Edith acabó ingresando como religiosa carmelita descalza en un convento de Colonia bajo el nombre de Teresa Benedicta de la Cruz. La nueva monja vivió su vocación carmelitana en la línea de los grandes maestros de su orden -Teresa de Jesús, Juan de la Cruz, Teresa de Lisieux-, cuyas enseñanzas asimiló hasta el punto de alcanzar la contemplación mística. Su espiritualidad, que se alimentaba de la Sagrada Escritura y los sacramentos, está siempre apuntalada por su reflexión filosófica.

Nada pudo evitar que tanto Edith como Rosa Stein, fueran perseguidas y deportadas a Auschwitz por su condición de católicas judías, donde fueron asesinadas en la cámara de gas el 9 de agosto de 1942, y sus cenizas arrojadas a un campo cercano.

Con los Escritos Esenciales de Edith Stein descubrirás a una mujer con una fuerte y cautivadora personalidad. Una persona que trasladaba tranquilidad y serenidad a quienes compartían el tiempo y espacio con ella, incluso en las peores circunstancias. Una persona, cuya discreción jamás pudo disimular la fuerza de su pensamiento y la grandeza de su alma. Sus palabras siguen siempre vivas.

QUIERO COMPRARLO »